Artritis

La artritis es una enfermedad que afecta a las articulaciones de los huesos. Se produce una inflamación de las mismas, provocando dolor intenso y rigidez. La artritis afecta por igual a cualquier articulación y puede ser temporal (con brotes y luego remisión) o crónica.

Se trata de una enfermedad que afecta en mayor medida a mujeres de mediana edad que a hombres y, a día de hoy, aun se conocen las causas exactas de su aparición.

El tratamiento para esta enfermedad pasa por aliviar el dolor y la inflamación al paciente, intentando remitir o frenar el daño a la articulación.

El descanso, una actividad física adaptada y moderada y una dieta saludable contribuyen activamente a prevenir y mejorar la sintomatología en pacientes que sufren esta enfermedad. Uno de los alimentos que contribuyen decisivamente a mejorar el estado en pacientes con artritis y que, además, previene la aparición de esta enfermedad es el aceite de oliva virgen.

¿Por qué es el aceite de oliva la base de muchos remedios caseros para la artritis?

  • El aceite de oliva virgen tiene un alto contenido en polifenoles. Si por algo son conocidos los polifenoles es por su poder antioxidantes. Es precisamente este poder el que permite la eliminación de los radicales libres, desencadenantes de enfermedades como la artritis.
  • Es ideal como complemento al tratamiento de enfermedades inflamatorias crónicas. Estudios recientes demuestran las propiedades antiinflamatorias del aceite de oliva virgen extra, gracias a su alto contenido en omega 6. Tanto es así que se equipara, a nivel de efectividad, con el consumo del conocido Ibuprofeno