Cáncer

El cáncer es una enfermedad que, actualmente, afecta a millones de personas en todo el mundo. Existen estudios muy esperanzadores sobre las propiedades beneficiosas que tiene la dieta mediterránea, con el aceite de oliva virgen como principal aliado, frente a esta importante enfermedad. Para hablar de alimentos que previenen el cáncer tenemos que comenzar hablando del aceite de oliva.

Contribuye a la prevención y una evolución más lenta de la enfermedad, habiéndose demostrado, además, que aquellos pacientes con cáncer que consumen aceite de oliva de forma regular cuentan con un tumor de menor grado de malignidad.

El consumo de aceite de oliva como alimento contra el cáncer es una realidad avalada científicamente, si bien es cierto que no hablamos de curación, pero si de prevención y una evolución más favorable durante el tratamiento del mismo.

Hablamos del cáncer de mama, por ejemplo. Es el más frecuente, después del cáncer de piel, en mujeres, y se diagnostican alrededor de 15.000 nuevos casos al año.

¿Qué tiene el aceite de oliva que lo convierte en uno de los alimentos preferidos contra el cáncer de mama?

El ácido oleico, que además es el principal compuesto de este oro líquido. Se ha descubierto que es el responsable de reducir los niveles de Her 2/nev, un oncogen presente en el 30% de las mujeres que padecen este tipo de cáncer.

Esto nos lleva a plantearnos la importancia de una alimentación equilibrada a lo largo de nuestra vida, sabiendo sobre todo que el 80 por ciento de los cánceres se deben a factores ambientales y no genéticos.

De esta forma, con las ingesta de unos 50 ml de aceite de oliva virgen al día estaríamos creándole a nuestro organismo una protección natural frente a esta enfermedad.