Producción limitada

Debido a su singular origen el olivo de variedad Morisca únicamente se halla en la península Ibérica siendo inexistente en otros lugares del mundo.
Además debido a su limitada producción de aceitunas ha ido desapareciendo con el paso de los años, quedando únicamente el 3,2% del total la superficie de olivares de España.

El olivo de variedad Morisca es por tanto una variedad en peligro de extinción, por la que Molino de Zafra siempre ha apostado en pro a conservar un elemento esencial del entorno Extremeño.